jueves, 5 de julio de 2012

León, donde nacen los sueños

Vidrieras de la Catedral de León

Pocas son las provincias que encarnan con tan fidelidad la Babel más legendaria, llena de costumbres, raíces dispares, tradiciones que traspasaron fronteras dando pie a un patrimonio artístico, histórico y cultural singular, mejorable sí, pero único. Pocos son los lugares capaces de robar la mismísima Luna para dejarte en Babia, de vivir un invierno en pleno Agosto y honrar con devoción al veranillo de San Martín, de llevar la Semana Santa en el corazón pero también en el hombro, de segar en Tierra de Campos, embelesar con sus páramos, comerciar cual escabullizos maragatos o inventar un paraíso de apellido Bierzo.

Las ´Médulas

Faedo de Ciñera

 Muchos son los que vienen a secarse en un Barrio Húmedo, a perderse en sus montañas, a descubrirse en interminables rutas y senderos, a nadar en sus puertos, a vagar por sus hoces, a buscar redención en la puerta que abre camino al cielo de Villafranca.

Muchas son las joyas que cuelgan en el cuello de sus gentes, San Marcos, joya de Paradores, San Isidoro, joya del Románico, La Virgen del Camino, joya de peregrinos, Las Médulas, joya sin joyas y la Catedral, joya del joyero. Tal es su belleza que hasta Gaudí se hizo un palacio y regaló otro al clero.

Musac
Tierra de Campos






Cuevas de Valporquero
Astorga

Picos de Europa
Nadie más en el país puede reflejarse en sus vidrieras, maleducar a su paladar con una buena cecina, comerse un cocido al revés, desayunar con mantecadas e imperiales, freír la leche o chatear merced a selectos caldos Denominación de Origen. Nunca el rey de la selva tuvo por alma a toda una Legio Romana, ni reinó con tan añorado esplendor, ni tuvo por vigías a un buen hombre señalando el camino de salida, dos santos y una virgen.

Ni el arte contemporáneo, ni el etnográfico, ni la fauna salvaje, ni los manuscritos bíblicos, ni siquiera el arte de jugarse la vida por robarle a una montaña estuvieron nunca tan dignamente representados como aquí.

Por sus tierras ‘campeó el Cid’, o al menos su espíritu romántico, Europa extravió sus picos, el Medievo soñó un gótico casi perfecto, puro, el Edén mutó en un faedo, los arrieros terminaron por encontrarse en el camino, San Isidro se reencarnó en blanco manto mientras los hórreos, pallozas y casas tradicionales crecían por doquier.

Así es León, muchas palabras que se antojan pocas cuando se trata de describirlo.

Valle de Valdeón

pABLO rIOJA (Enero de 2011)

13 comentarios:

  1. Cada día te superas.
    No soy leonesa de nacimiento pero si de corazón y además orgullosa de serlo.

    ResponderEliminar
  2. No sé quién eres, pero mil gracias por perder tu tiempo en leerme.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Este post es precioso. La verdad es que recuerdo león con mucho cariño y me encantaría mostrarlo a mi familia. Un día pasaremos por ahí.seguro.

    ResponderEliminar
  4. Ay Blanca Pallarés Oliver... tienes la obligación moral de enseñárselo a tu familia por favor...

    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Tenemos lo más bonico tanto en la ciudad como en la provincia. La ciudad con más historia de España y qué poco y mal lo vendemos...

    ResponderEliminar
  6. Viva nuestra provincia y el Bierzo por supuesto, jeje Maravilloso!! Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pena es lo mal gestionado que está, el poco provecho que sacan las instituciones... en fin...

      Un abrazo!!!

      Eliminar
  7. Increíble la manera de definir a León,he tenido la oportunidad de conocerlo en dos ocasiones,sin palabras!!,pero leyendo el articulo fue transportarme ahí ,genial descubrirlo mas profundamente..
    Felicidades.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, siempre tienes palabras bonitas para mí. Un abrazo!!!

      Eliminar
  8. Gracias por lo que me toca... siempre es un placer ver que los demás también aprecian mi ciudad y nuestra gente. ¡Un abrazo virtual!

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eres de León te toca mucho. Un abrazo amigo!!!

      Eliminar
  9. Yo sí soy de León, aunque vivo fuera hace ya muchos años, pero León siempre será mi tierra porque además de tener allí padres, hijo, hermana, sobrinos, etc, lo tengo grabado a fuego en mis sentimientos. No es la mejor tierra, ni la más bonita, pero es mi tierra y adoro hasta sus defectos. Gracias por tan hermoso post.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerlo, por comentarlo...

      Un abrazo fuerte desde el viejo Reino...

      Eliminar