jueves, 30 de marzo de 2017

Mi experiencia con el padre Fortea (II)



Pablo Rioja | León

He de reconocer que el padre José Antonio Fortea no deja indiferente a nadie. Puedes estar de acuerdo con sus tesis o no, creer en sus postulados o tal vez ponerlos en duda, pero jamás suelta una sentencia sin haberla mascullado antes con profundidad. Al fin y al cabo es un teólogo, no habla de oídas.

También pienso que se ha construido una especie de personaje. Es un sacerdote 'famoso' y lo sabe. Gana muchos enteros en las distancias cortas, al menos eso viví yo en el poco tiempo que pude estar con él tras su primera visita a la capital leonesa hace apenas una semana. Aún así, para lo conocido que es por muchos no aparenta ser soberbio. Os aseguro que la gente le paraba por la calle cada poco.

De la larga conversación que tuvimos cuando le entrevisté (charlamos durante una hora) me sorprendió lo dispuesto que está a meterse en todos los charcos. No rehuyó ni una de mis preguntas y creedme que más de una llevaba mala baba. Pero habló abiertamente de la pederastia dentro de la Iglesia, de si es conveniente que el papa Francisco se exponga tanto ante los medios de comunicación, de si Podemos tiene una cruzada contra la Iglesia... Como periodista agradezco personas como el padre Fortea porque están dispuestas a mojarse.

Sobre el titular que utilicé para la entrevista ha habido más de una polémica. Fue el siguiente: "Dios va a purificar el mundo dentro de 10 o 15 años". Obviamente la frase vista con letras negras y bien grandes llama la atención. Ese amigos es mi primer objetivo como periodista. Podría haber puesto "El padre Fortea viene a León a hablar del Apocalipsis", pero entonces ni la mitad de los lectores se hubiesen interesado por seguir leyendo. Aclaro que el padre Fortea dijo esa frase dentro de un contexto, pero la dijo literalmente, no hay manipulación para llamar la atención.

Para la entrevista preparé un total de 42 preguntas, de las que sólo llegué a hacerle la mitad aproximadamente. Decir también que mi periódico, el Diario de León, no me cambió ni una sola coma, ni censuró nada, ni me acotó el espacio. Pedí dos páginas y me las dieron. Algo que es de agradecer tal y como está la profesión hoy en día. Llevo diez años trabajando allí y jamás me han mandado cambiar ni una frase de ninguno de mis reportajes. Bueno, salvo que hubiese algo mal claro.

Fortea ya no ejerce como exorcista hoy en día, pero eso no quita para que haya sido uno de los más importantes de España. Tal es así que estando con él le paró un ciudadano de Madrid que ahora vivía en León y al que Fortea había realizado más de un exorcismo. Y el jueves otra de Ponferrada. Me confesó que no desea volver a ejercer como exorcista, que prefiere profundizar sobre el tema del demonio y seguir escribiendo más libros. No creo que sea un vendedor de humo, ni mucho menos un sacerdote con pensamientos de la Edad Media. Más bien me inclino por la idea de que Fortea no gusta dentro de la Iglesia porque dice algunas verdades incómodas que otros curas evitan por miedo a perder fieles.

pABLO rIOJA (30/3/2017)

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE:

Mi experiencia con el padre Forte parte 1

El precio que pagará Europa por apostatar

Las cinco puertas por las que entra el demonio según el padre Ghislain Roy

martes, 28 de marzo de 2017

Mi experiencia con el padre Fortea (I)

El padre José Antonio Fortea, sacerdote y experto en demonología

Pablo Rioja | León

Hace sólo un par de semanas tuve la ocasión de entrevistar al padre José Antonio Fortea para el periódico en que trabajo, el Diario de León. El teólogo y experto en demonología vino a la capital leonesa para ofrecer una conferencia sobre el Apocalipsis bíblico.

Os dejo la entrevista tal cual se publicó en el Diario de León. Entrevista por cierto con más de 60.742 entradas directas el día de su publicación en la web del periódico y más de 4.700 'Me gusta' en Facebook. Desde luego el sacerdote tiene su tirón. En sucesivos post os dejaré detalles muy interesantes que no salieron publicados por falta de espacio.

«Dios va a purificar el mundo en 10 ó 15 años»

«Los signos de los tiempos indican que caminamos hacia un ‘invierno’ horrible para el cristianismo. Personalmente creo que en no más de 10 o 15 años habrá una intervención extraordinaria de Dios en la Tierra para purificarla». Sin ánimo alarmista pero con total contundencia. Así atisba el futuro cercano José Antonio Fortea, sacerdote y teólogo especializado en el campo relativo al demonio, el exorcismo, la posesión y el infierno. «Las purificaciones de Dios —asegura— siempre han sido el hambre, la peste y la guerra. Ya ha habido otras a lo largo de la historia. En la Segunda Guerra Mundial la persecución al cristianismo fue casi apocalíptica. Francia —que había vomitado la religión católica en su particular revolución— sufrió terriblemente las consecuencias», recuerda este sacerdote.
Inmerso en la escritura de un nuevo libro que precisamente abordará el tema del fin de los tiempos —según la revelación que le hizo Jesucristo a San Juan—, Fortea insiste en que «nadie sabe el día ni la hora, sólo Dios», pero «me he animado a hacerlo porque creo que puede resultar útil en un momento en que la Iglesia Católica española se va a enfrentar a una persecución jurídica en la que está amenazada su misma existencia». El autor de Summa Daemoniaca e Historia del Mundo Angélico no titubea al afirmar —siempre desde un punto de vista personal y no como una especie de portavoz de la Iglesia— que hoy en día existen lobbies y grupos de presión que no van a parar hasta que todos y cada uno de los obispos acepten «ciertos postulados de lo políticamente correcto».
Realizando un profundo ejercicio de análisis de la actual situación política, cultural y religiosa que atraviesa España, este experto nacido en Barbastro que ejerce como sacerdote en la diócesis de Alcalá de Henares, considera que el plan de ciertas ideologías es llevar a la Iglesia a los tribunales por cualquier cuestión moral. Algo que no sólo afectaría a nuestro país sino que se extenderá por Europa como un efecto dominó. «En unos lugares Justicia y parlamentos desestimarán esos recursos, pero en otros irán aprobando leyes —con la excusa de proteger contra la discriminación— para hacer cada vez más difícil la labor de la Iglesia y finalmente exigir una toma de posesión clara».
Las recientes «críticas» de Podemos a TVE por la retransmisión de la misa dominical en La 2 han levantado ampollas en algunos sectores del catolicismo. La visión de Fortea sobre el partido que lidera Pablo Iglesias va mucho más allá. Podría incluso tildarse como uno de esos signos que él interpreta como ‘el principio del fin’. «Algunos sólo ven a Podemos como un partido que busca ayudar a los pobres y desprotegidos. Pero lo que se detectó desde un primer momento es que era un partido rabiosamente anticlerical. Mi opinión es que usará todos los resortes que estén en su mano para acabar con la Iglesia. En el caso de su líder no tengo la menor duda de que es algo personal. El día que consiga una mayoría en el Congreso tendrá también poder para cambiar las leyes y nada de lo que haga será ilegal».
Un ejemplo de lo que pueden hacer el día de mañana —prosigue— es «subirle el IBI a todas las grandes iglesias. Si no hay posibilidad de pagar nos pedirán que se las transfiramos. En cinco años podrían hacerse con todas las catedrales de España y darles el uso que quieran. Al principio todo seguirá igual, pero llegará el día en que hagan conciertos, exposiciones, actos políticos o lo que quieran y no podremos decir misas. Nos darán donde más duela. Ya ha pasado antes con políticos de otros partidos a nivel local». Aún así, el también licenciado en Historia de la Iglesia no cree que ningún político español pueda ser confundido con una especie de ‘anticristo’. «Esa figura bíblica descrita en el libro de la Revelación está por venir, será real, de carne y hueso y fácilmente identificable». Para este religioso Hitler o Napoleón han sido «pequeños anticristos de la historia pero no el anticristo final».
La profecía de Benedicto XVI
Fortea no es el único miembro de la Iglesia Católica que ha profetizado un ‘futuro negro’ para sus fieles. El propio Benedicto XVI —antes incluso de ser nombrado papa— ya reconoció públicamente que se avecinaban tiempos de ‘purga’ para la cristiandad. «El problema es que los creyentes van a menos, la Iglesia apenas recibe dinero, quizá eso sea bueno para purificarnos de lo material, pero ¿dónde nos reuniremos? Eso no se puede hacer en la plaza del pueblo. Nuestros centros de reunión son los templos», denuncia. A pesar de todo, el mensaje de Cristo a la humanidad siempre ha sido esperanzador. «El mal va a triunfar de un modo arrollador en toda Europa, pero la victoria final, según dice la Biblia, está reservada para el reino de Dios. Pero yo personalmente en los próximos 30 años soy muy pesimista. Occidente lleva un camino bestial no sólo de descristianización sino de hostilidad hacia el cristianismo».
Para defender parte de sus tesis sobre la posible intervención extraordinaria de Dios en menos de veinte años, el padre José Antonio Fortea acude también al mensaje dado por la mismísima madre de Jesús a los tres pastores de Fátima hace un siglo. «La Virgen le dijo a los pastorcillos; «esta guerra acabará —por la Primera Guerra Mundial— pero si los hombres no dejan de ofender a mi hijo vendrá otra peor y Rusia invadirá grandes partes de la Tierra. Eso sucedió. Hay otra parte de este mensaje que se mantuvo en secreto durante años y que es bastante apocalíptico. Se dijo que hacía referencia al atentado que sufrió el papa san Juan Pablo II, pero el secreto deja claro que un papa era asesinado de un modo violento y Karol Wojty?a no murió, recibió disparos», subraya. «También ese mensaje de Fátima dice que el máximo pontífice camina sobre una ciudad en ruinas y que allí pasa entre cadáveres de obispos, sacerdotes, cardenales y fieles. Si la primera parte de lo que la Virgen dijo se cumplió de forma literal, ¿por qué esto otro no va a serlo también? Para mí este tercer secreto habla del final de esta etapa que acaba con una descristianización como no se había conocido nunca, pero después viene la intervención divina».
Casos de pederastia
Sereno en cada una de sus respuestas, el padre Fortea no rehuye ningún tema. Ni siquiera los que afectan directamente al seno de la Iglesia. La pederastia es uno de esos estigmas que acompañan a esta institución desde hace décadas. Casi 4.500 personas denunciaron abusos sexuales a menores por parte de miembros de la Iglesia Católica en Australia entre 1980 y 2015. España tampoco se libra. En La Bañeza aún colea la última denuncia de varios exseminaristas al cura José Ramos Gordón. «Es cierto que en la Iglesia hay muchos pecadores, muchas veces no basta con pedir perdón. Pero sería injusto medir a todos los sacerdotes por el mismo rasero. En España, por fortuna, la pederastia ha sido muy escasa para los miles de sacerdotes que ha habido. Pero está claro que es una lacra con la que se debe acabar. Muchos afirman que si los sacerdotes pudieran casarse los casos descenderían, pero tristemente también hay pederastia en hombres casados. Esa no es la solución».
El papa Francisco
Como cabeza de la Iglesia en el mundo, el papa Francisco ha conseguido incluso convencer con su mensaje a muchos alejados. Pero desde dentro hay quienes critican su sobre exposición a los medios. Fortea tampoco se corta a la hora de charlar con los periodistas. «Es muy bueno hablar con los profesionales de la información de todos los temas. El papa es como un padre de familia. Personalmente prefiero estar oyendo hablar a mi padre constantemente incluso aunque se equivoque. Porque a veces yo disiento de lo que ha dicho en alguna ocasión como otros disienten de lo que yo opine, pero no pasa nada. Lo único que es inamovible es la fe».
Fortea es consciente de que existe cierta división entre los cristianos que quieren una Iglesia más moderna y otros más tradicional. «Afortunadamente, hoy por hoy la gente de dentro que se revela contra el papa y los obispos es mucho menor que los ataques que llegan desde fuera. A mí me gustaría que la gente se pusiera una sotana y salgan a pasear por ciudades como Madrid o Barcelona. Los insultos son enormes e incluso con agresiones físicas», se queja.
Sobre la nueva edición del misal —que cambia la fórmula de consagrar el cáliz— han surgido voces que no entienden que Jesucristo ahora sólo muera por muchos y no por todos como se venía diciendo. La versión del padre Fortea arroja cierta luz. «Jesús murió por todos porque quería que la humanidad entera se salvase. Pero en la Última Cena sus palabras fueron «sangre derramada por muchos. Ahí Jesús quiso recalcar sin duda que aunque la copa con la medicina está al alcance de todas las almas, no todas alargarán sus manos para ser santificadas», finaliza.
pABLO rIOJA (Publicado en Diario de León el 23 de marzo de 2017)
QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE

viernes, 3 de marzo de 2017

Ruta de la Música: De Chicago a Nueva Orleans (II)

EL MUNDO EN DOS PINCELADAS

Una de las calles principales de Memphis. En el Motel Lorraine de esta ciudad asesinaron a Martin Luter King. Actualmente es el Museo Nacional de Derechos Civiles.

Pedro Tapia | León
Tennessee es un estado al sur de Estados Unidos. También llamado “Estado del Voluntariado”. La capital es Nashville, pero la ciudad más populosa es Memphis. Aquí nacieron Tina Tarner, Aretta Franklin, Dolly Parton y Al Gore. Estado famoso por el country, el rock and roll o la destilería de Jack Daniel´s. En este estado surge a finales de la Guerra Civil el Ku Klux Klan.


Memphis es la ciudad del equipo de baloncesto los Grizzlies. El pabellón actual donde juegan es el FedExForum nombre dado por su patrocinador, la empresa de mensajería FedEx. Ocupa una extensión de 75.000 m2 y tiene capacidad para algo más de 18.000 espectadores.


Vestíbulo del Hotel Peabody. Un elegante hotel con una curiosa tradición desde 1940. Todos los días por la mañana y por la tarde un grupo de patos residentes desfilan hasta la fuente de este vestíbulo por una alfombra roja.


Graceland es el principal reclamo turístico de Memphis, lugar donde vivió y fue sepultado Elvis Aaron Presley. La casa se ha convertido en un museo y es la más visitada después de la Casa Blanca. Se pueden visitar prácticamente todas las dependencias. Salas con todos los premios discográficos, el vestuario de todas sus actuaciones, sala de audición, el avión privado que utilizaba para sus desplazamientos, etc. Y en el exterior un pequeño cementerio familiar donde están, aparte de Elvis, sus padres y su hermano gemelo que falleció al nacer.










Nashville. Conocida como la “Music City, USA” por su importante industria discográfica. La zona moderna de la ciudad denominada Music Valley está llena de hoteles, pubs, garitos con música en vivo, empresas discográficas y comercio. Mucho de todo esto ubicado en locales de edificios victorianos que fueron antiguos almacenes de algodón.

Misisipi. También llamado Estado de la Magnolia. Debe su nombre al río Misisipi que discurre a lo largo de la frontera oeste. La capital es Jackson. En este estado nació B.B King y Elvis Presley. Aquí tuvo origen el Delta blues, uno de los primeros tipos de música blues.



Vicksburg. El delta del Misisipi se extiende de Memphis hasta Vicksburg, una llanura aluvial muy fértil para el cultivo de algodón. Ciudad célebre por las acciones bélicas que se desarrollaron durante la guerra de Secesión. En esta ciudad se encuentra el National Military Park, en él se pueden ver emplazamientos de armas, campo de batalla, cementerio con 17000 tumbas y placas y bustos de militares de ambos lados; sudistas y secesionistas.



Entrada a una tienda, en el cristal de la puerta la prohibición de acceder a ella con armas. Se considera normal que cualquier persona con licenciala pueda llevar encima.

Fotos y textos: Pedro Tapia Arteaga


QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE:


jueves, 16 de febrero de 2017

Quisiera ser


Pablo Rioja | León

Quisiera tener un don y no sé por dónde me ando,
quisiera 'aprenderte' a querer, pero al tercer intento me canso,
quisiera, por no defraudar, no nadar contracorriente,
ser un tonto del saber que siempre jamás aprende.

Quisiera dejar muy lejos mis metas inalcanzables
o ser el último elegido de una lista interminable,
quisiera, puestos a pedir, secarme en el aguacero,
quedarme en la marabunta, huir del apeadero.

Quisiera un paraíso finito con vistas al dormitorio,
patio de sombras exterior exento de Purgatorio.
Quisiera, si puede ser, una musa en cada esquina,
resaca de tres al cuarto, amor como medicina.

Quisiera inventarme un pasado cada 30 de febrero,
fingir que tú fuiste la dama y yo el gentil caballero,
quisiera, ya que me lo preguntas, volver a Macondo en Expreso,
vivir de alquiler en tu alma, borrar lo que duelen tus besos.

pABLO rIOJA (1/2/2017)


QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE

Nunca 

Enciende y vámonos

Estar por estar

lunes, 13 de febrero de 2017

El hombre de los 20.000 vinilos

Manuel Martínez Henares con parte de su colección de discos. Foto Marciano Pérez
Pablo Rioja | León
Como quien deja de fumar de un día para otro. Así se quitó el ‘mono’ de escribir sobre música el leonés Manuel Martínez Henares, uno de los grandes pioneros en contarle a sus paisanos lo que ocurría al otro lado de las fronteras del viejo Reino. «Más que críticas, lo que yo hacía eran crónicas musicales», asegura desde su particular retiro en la capital, una especie de ‘museo’ vintage donde cohabita —sin que nada suene desafinado— con una colección que supera los 20.000 discos de vinilo. Todos originales. Todos ordenados alfabéticamente. Todos prestos a dejarse oír una vez más.
Su particular historia se remonta a los años 60 y principios de los 70, cuando León se movía al ritmo de Los Incógnitos, Los Cometas, King Boys o Los Arañas. «Siempre fui un tipo muy inquieto. Con 20 años comencé a viajar por media Europa. Iba a París, Londres, Noruega... Estudiaba veterinaria y comercio, pero de aquella me inventé que era periodista, que eso abría muchas puertas», recuerda. Apasionado del pop y del rock, Henares se convirtió en un habitual de los conciertos. «Compraba muchos discos originales y los intercambiaba con otras personas».
La mera afición se convertiría en algo profesional en el año 68, cuando le llega su primera oportunidad para dirigir un programa de radio. «Fuerza Musical lo llamamos. Se emitía todos los domingos durante una hora en La Voz de León, que pertenecía a la Red de Emisoras del Movimiento». De pronto las ondas locales comenzaron a presumir de nuevos grupos de los que nunca antes se había oído hablar y, quienes triunfaban en medio mundo, hasta parecían colegas de toda la vida. A la par, el cada vez más experto en música comienza a escribir en el diario Proa —lo que después sería La Hora Leonesa—. El éxito fue tal, que pronto le propusieron trasladar el formato a la discoteca Aston para hacerlo en directo. «La fama se extendió por toda la ciudad y solía venir mucha gente a verlo».
Su repertorio de vinilos comienza a crecer considerablemente en los 70, cuando las discográficas se fijan en su ‘descarada’ forma de hacer sonar a Los Beatles, los Rolling, Elvis o Adamo. «Antes de que las influencias inglesas y americanas lo inundaran todo, también me empapé de las grandes estrellas francesas e italianas». Aquella ‘orgía’ de futuros clásicos desencadenó una vorágine creativa y viajera en el cada vez más popular Henares, que ya se codeaba con grandes maestros de las ondas como Joaquín Luqui. «Pasé a ser parte del jurado Long Play de Oro, un certamen que premiaba a los mejores grupos del momento». Durante mucho tiempo, el crítico leonés fue el único experto que representaba a los medios de comunicación provinciales. «Tuve la suerte de entregarle galardones a grandes de la escena española como Víctor Manuel o Los Hombres G». Festivales como el Musical Mallorca, el de Benidorm, Almería, Alcobendas o Guardo también incluyen a Manuel como parte esencial de sus jurados. De ahí se le abren otras puertas como corresponsal de varias revistas musicales.
Mientras hace memoria de sus memorias, me fijo en su semblante y percibo un Henares sonriente y nostálgico que, como Loquillo, parece tararear en su interior eso de Cuando fuimos los mejores. De pronto deja en pause el relato para ‘pinchar’ unos temas en su tocadiscos. Rebuscando entre los estantes —repletos de joyas redondas con brillo color negro— se saca de la manga varios singles originales del rey del rock y a los Specials, «uno de los mejores grupos ska de todos los tiempos». El salón se convierte por unos minutos en improvisada cabina de radio. No puede negarlo; está en su salsa. Su forma de vivirlo contagia a cualquiera.
De vuelta a la salita donde hace casi dos horas me senté a charlar con un melómano empedernido, me suelta una de esas frases lapidarias que dichas por un cualquiera no llegarían a nivel de barra de bar pero que, cuando las dice un tipo así, casi hasta que te las tatúas en la frente para chulear luego con los colegas. «La música perdió nivel desde que aparecieron los cedés. Con los discos no había engaño, si eras bueno se sabía. Ahora cualquiera puede dedicarse a la música, lo de menos es cómo cantas, ya no necesitas ni el apoyo de una gran firma».
El avezado crítico o como él dice ‘cronista’ —no se me vaya a enfadar— va más allá en su apreciación. «Creo que ahora en España no hay grupos buenos. Alucino con algunos chavales que van de estrellas y no tienen carisma. No veo nada que me llame la atención». Eso sí, reconoce que León sigue siendo un referente musical en España. Le pregunto por sus referentes locales y le vienen nombres como Los Cardiacos y Los Flechazos —«sin duda dos de los grandes»—. No ve con malos ojos el Purple Weekend actual, aunque si le dan a elegir prefiere el de los orígenes. «Ahora hay mucha mezcla de estilos, me llama menos».
Uno de los capítulos de su vida que guarda con especial cariño fue su paso por el Diario de León. «Estando Paco Carrión de director llegué a hacer hasta cuatro páginas a la semana». En ellas había hueco para la música y también para la noche. «León era la ciudad de España con más bares y cabarets. De hecho el primer desnudo integral que hubo en el país fue en esta ciudad, en el Siroco». Su Fin de semana se convirtió en una de las secciones más esperadas por los lectores. «Había destape sí, pero con elegancia», remata cual maestro taurino que entra a matar.
Luego, en los 90, sin más, ‘colgó las botas’ para dedicarse en cuerpo y alma a su ferretería de la calle Independencia. Pero esa es ya otra historia.

martes, 7 de febrero de 2017

Los 5 ataques del demonio a los hombres



Pablo Rioja | León

Pese a que su principal engaño es hacernos creer que no existe, Satanás es un ser real cuya única misión es tentar a los hombres para separarlos de Dios. No soporta al ser humano, no concibe que Dios lo crease y mucho menos que se encarnara para redimirlo.

Con el permiso de Dios -que siempre saca cosas buenas de las malas-, tanto Satanás como el resto de ángeles caídos conservan algunos de los dones que Dios les otorgó al ser creados. Ese 'poder' limitado lo utilizan para confundir a los hombres tratando de que pequen y se alejen de Dios.

Cinco son las formas que el príncipe de la mentira utiliza para engañar a todos los hombres crean o no en su existencia.

1: LA TENTACIÓN

-Todos los hombres son tentados, incluso Jesucristo fue tentado varias veces durante su vida. Esta es la acción ordinaria que utiliza el demonio para separarnos de Dios. Se trata, sin duda, de la más común y peligrosa porque siempre la envuelve como algo bueno. La tentación no es pecado, pero caer en ella abre las puertas al maligno.


2: POSESIÓN DIABÓLICA

-Es la acción más grave del demonio. Se produce cuando uno o varios ángeles caídos toman posesión del cuerpo de una persona, no de su alma. El tarot, la brujería, fases del yoga, el reiki o el espiritismo son, según los exorcistas, puertas que el hombre abre al demonio. Sólo un exorcista tiene capacidad para liberar el alma de un poseído, aunque los laicos pueden realizar oraciones de liberación que ayuden. Es común que los exorcistas cuenten con un pequeño grupo de laicos destinado a rezar por la persona poseída.


3: VEJACIÓN DIABÓLICA

-Son ataques del demonio que no llegan al grado de posesión. Pueden afectar a la salud o al estado físico de las personas sin que exista una explicación médica. Se centran muchas veces en destruir a la familia, matrimonios, grandes grupos, parroquias, órdenes religiosas y movimientos de la Iglesia.


4: OBSESIÓN DIABÓLICA:

-La persona padece pensamientos obsesivos que pueden llegar incluso a la tentativa de suicidio. Toda tristeza, impaciencia y desesperación vienen del demonio.


5: INFESTACIÓN DIABÓLICA:

-Este fenómeno extraordinario afecta a casas, objetos e incluso animales. Ruidos, objetos que se mueven, sombras extrañas... Todo está causado por el demonio. Y como en el caso de las posesiones e incluso de las vejaciones, la mayoría de veces ocurren cuando le abrimos la puerta a Satanás con prácticas erróneas. También es cierto que muchos santos -el padre Pío fue uno de ellos- experimentaron ataques extraordinarios del demonio simplemente por haberse entregado por completo a Dios.

Es importante recordar que quien lleva una vida ordenada, se confiesa al menos una vez al mes, acude a misa, reza y se encomienda a la protección de Dios, de la Virgen, de los ángeles, de los santos e incluso de las almas de Purgatorio no tiene por qué temer.

Dios se ha valido muchas veces de estos ataques para purificar el alma de los afectados, para que haya conversiones serias incluso de otros familiares o para otros beneficios muchos mayores al sufrimiento que causan los ataques del demonio.

*Información sacada del libro 'Para liberarse y sanar', del padre Ghislain Roy.

pABLO rIOJA (6/2/2017)

lunes, 6 de febrero de 2017

Yo también tuve un grupo de rock (VI)

DESCUBRIENDO A CÓDIGO 84 | Un nuevo renacer

Parte de una imagen del grupo diseñada por Raquel Villahoz.

Pablo Rioja | León

De alguna u otra manera Adolfo Robles había aparecido en nuestras vidas en el momento oportuno. Él y solo él entendía lo que era Código 84 por dentro, lo que suponía un sueño así. He de reconocer que sin su aportación jamás me hubiera vuelto a subir a un escenario. Aunque no lo admitíamos, Gabriel y yo andábamos huérfanos sin Juan.

Adolfo se sumó a nuestra particular historia poco después de aquella reparadora conversación entre el gordo Press y un servidor. El grupo seguía, ¿pero cómo? De aquella Adolfo era una especie de fan de código 84. Conocía nuestras letras y músicas casi mejor que nosotros mismos. Su hermana Marta fue el nexo de unión. Él ya hacía sus pinitos con grupo propio en el instituto y enseguida supimos que si había un nuevo Juan, él era el indicado.

Recuerdo aquella nueva etapa como un renacer. Yo tenía preparadas una docena de canciones nuevas y el recién llegado aportó uno de los grandes temas de este Código 84 versión 2.0; Oye niña (enlace a la versión que Adolfo grabó más adelante con su grupo Eledeme). La conexión fue buena desde el principio. Además, sus conocimientos de música ayudaron a darle otro toque más profesional al grupo.

Quedábamos bastante para ensayar, todo olía a la frescura de antaño. Y es en esta parte de la historia donde Código 84 se hizo mayor de repente. Quizá demasiado deprisa. Entrevistas en la radio, en televisiones locales... me hacía gracia ver mi futura profesión de periodista desde las dos vertientes. Volvieron los conciertos, las fans entregadas, las tonterías que sólo unos locos podían imaginar.

Ser dos guitarras y unas percusiones se empezaba a quedar pequeño. Sí, es innegable que la cosa fluía pero nadie se convierte en un grupo de verdad hasta que no cuenta con batería y bajista. O al menos así lo veíamos por aquel entonces. Fue cuando Dani y Fran se sumaron al cada vez más profesional Código 84. Y es curioso, porque cuanto mejor sonaba todo más lejos me sentía de mi sueño. Llegaron los problemas, las diferentes visiones sobre el futuro del grupo. Nada grave, pero entendí que todo aquello estaba tocando a su fin.

Continuará...

pABLO rIOJA (1/2/2017)

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE

Yo también tuve un grupo de rock parte 5

Otoño

¿Existe el demonio?

martes, 31 de enero de 2017

Ruta de la Música: De Chicago a Nueva Orleans (I)

EL MUNDO EN DOS PINCELADAS

Vista panorámica de la ciudad desde el lago Michigan.

Pedro Tapia | León

La Highway 61 es la hermana pequeña de la Ruta 66. Esta ruta se adentra en las entrañas de Estados Unidos, en sus historias, sus gentes y por supuesto en su música. Aquí nos encontramos con las raíces del blues, del jazz, del soul y del rock. Desde Chicago a Nueva Orleans siguiendo el curso del río Mississipi.

CHICAGO

En el estado de Illinois, llamado también Estado de las Praderas o Tierra de Lincoln. A Chicago se la conoce como la Windy City o Ciudad del Viento. Es la ciudad preferida de Barak Obama. Es una urbe sorprendente en todos sus aspectos y también por sus historias de gánsteres, de la ley seca, de los musicales...

Complejo de edificios Marina City a orillas del río Chicago. Los más característicos son estas dos torres gemelas de 65 pisos situadas en State Street por su parecido a dos mazorcas de maíz. Los 19 primeros pisos son aparcamientos de coches visibles incluso a pie de calle.

Edificio Trump, rascacielos de uso hotelero y residencial en el centro de Chicago.
Centro de la ciudad con el río Chicago y uno de los numerosos puentes que lo atraviesan.
Interior del Gree Mill. Mítico club donde Alcapone se reunía con sus secuaces. Increíble que aún siga en pie.

Cloud Gate o puerta de la nube. Coloquialmente se le apoda the bean (la alubia) por su forma. El material de su construcción son placas de acero inoxidable. El autor se inspiró en una gota de mercurio para su diseño. Su ubicación se halla en el Millenium Park, una extensión urbana de 10 hectáreas con fines artísticos y recreativos. Aquí se encuentra el Auditorio Pritzker Pavillon donde anualmente, a primeros de septiembre, se celebra el Festival de Jazz.

PONTIAC

Pueblo con encanto de Illinois. Todas las paredes de esta localidad están llenas de enormes murales de colores. Este es uno de los más famosos y antiguos. Símbolo inequívoco de que nos encontramos en el camino de la Ruta 66.





ARTHUR ARCOLA
Pueblo de poco más de tres mil habitantes. Es uno de los asentamientos Amish que hay en Estados Unidos. Una comunidad que mantiene ritos, costumbres y tradiciones intactas desde hace más de 500 años. Todo ello a un paso de Chicago, una de las ciudades más modernas del mundo.


SAN LUIS
Es la ciudad más grande del estado de Missouri. Es conocida como la “Ciudad del Béisbol”. Aquí han nacido Chuck Berry, cantautor y guitarrista de rock and roll, Jack Dorsey, creador de la red social Twitter y T.S Eliot, premio Nobel de Literatura, entre otros.
En la foto el arco Gateway o Puerta hacia el Oeste, se encuentra en la orilla oeste del río Mississipi donde se fundó esta ciudad. Tiene 192 metros de altura y es el arco monumental más grande del mundo. Es una elegante estructura de hormigón recubierta de acero inoxidable que se eleva sobre el horizonte de la ciudad, diseñado en forma de arco catenario. Es un proyecto en honor a los primeros colonos del Oeste. De aquí partían para su conquista.



Es en San Luis donde el río Missouri se une al Mississipi para seguir su curso.

Fotos y textos: Pedro Tapia Arteaga


QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE



lunes, 23 de enero de 2017

Que no te cuenten un cuento...

Diego Blanco, autor de Un camino inesperado. Fuente de la imagen Diócesis de Málaga

Pablo Rioja | León

Hoy, por aquello de empezar bien la semana, voy a meterme en uno de esos jardines que justifican el nombre de este blog. Porque solo nadando contracorriente se alcanzan los verdaderos puertos. Y es que ayer tuve la fortuna de asistir a la charla de Diego Blanco, autor de Un camino inesperado.

En paro y con nueve hijos, este zaragozano se lanzó a la aventura de escribir un libro desgranando las claves religiosas que esconde El Señor de los anillos. Sí, así es amigos, una de las obras más famosas de la literatura fantástica es en realidad toda una catequesis cristiana que, como el mejor de los secretos, se guarda a la vista de todos sin que casi nadie repare en él.

Sin ánimo de hacer spoilers al profundo trabajo de investigación que ha hecho el autor de esta pequeña joya, sí diré que no existe un solo pasaje del clásico de Tolkien que no tenga su paralelismo cristiano. Y no se trata de buscarle tres pies al gato. Que la aventura de Frodo y sus compañeros de viaje comience un 25 de diciembre y acabe un 25 de marzo, que haya una Comunidad del Anillo forjada tras un concilio o que el primer señor oscuro del universo Tolkien (Melkor) sea el hijo de un Dios/creador que se rebeló, fue encadenado y causó la desolación de muchos habitantes de la Tierra no son meras casualidades.

Pero más allá del libro, cuya lectura recomiendo se haya leído o no El Señor de los Anillos, la conferencia de Blanco resultó de lo más interesante. Una mezcla de experiencia personal, claves de la parábola de Tolkien y un repaso a los cuentos clásicos y actuales que no tiene desperdicio.

Precisamente esa parte de los cuentos es la que hoy quiero tratar. Según recuerda Diego, todo cuento clásico tiene su origen en los mitos y leyendas ancestrales y, lejos de ser meras historias, presentan una base real. Todos tienen su mensaje, todos cuentan con sus buenos y malos de turno y todos, sin excepción, estaban destinados a explicarle a los niños la cruda realidad que les rodea con el lenguaje de las fábulas.

El cuento de Caperucita, por ejemplo, no es más que una advertencia de por dónde no se debe ir a determinadas horas si no quieres meterte en problemas. Simple sí, pero efectivo. Con un villano (el lobo) que simboliza la maldad. Y así se transmitió a cientos de generaciones. El problema, como bien advierte Diego Blanco, es que ahora la sociedad le ha dado la vuelta a los cuentos. "Hoy los villanos son los protagonistas", decía. Quizá ese matiz parezca una vuelta de tuerca en busca de originalidad, pero como en El Señor de los Anillos, nada es casual.

Crepúsculo, la historia de un vampiro que toda madre querría como novio para su hija. Curioso, porque los vampiros rehuyen la cruz como alma que lleva el diablo. Y la Cruz es el soporte básico de cualquier cristiano. Son hijos de la noche, de las tinieblas, se alimentan de sangre y buscan convertirte en uno de ellos. En esta novela de adolescentes, sin embargo, son héroes incomprendidos.

Frozen, uno de los últimos grandes éxitos de Disney. Su mensaje oculto no es otro que cualquier niño puede elegir su identidad sexual. La protagonista sale del armario literalmente y ya existe una campaña en las redes sociales para que tenga novia en la segunda parte. Lejos de mí la intención de juzgar a ningún colectivo, faltaría más. Solo Dios es juez, el resto no estamos ninguno como para tirar la primera piedra. Pero el mensaje de la película ahí queda. Y así otros tantos cuentos.

Quizá para el mundo esto es hoy lo normal. Para los cristianos, en cambio, no debería pasar inadvertido. Aunque conlleve nadar contracorriente.

pABLO rIOJA (23/1/2017)  

martes, 17 de enero de 2017

Apocalipsis (III), ¿de qué trabajaremos en el futuro?


Pablo Rioja | León

Es una estupidez, lo sé, pero últimamente siempre que paso por un peaje me entra una especie de angustia que no puedo controlar. Enseguida me asalta la misma pregunta. ¿De qué trabajaremos los seres humanos en un futuro?

Lo del peaje, aunque tonto, es un claro ejemplo de cómo las máquinas están sustituyendo a los seres humanos a pasos agigantados. Que sí, llámame antiguo, pero te pones a pensar en la cantidad de puestos de trabajo que pronto serán historia y la cosa empieza a dar vértigo. Si hasta ya hay máquinas capaces de redactar perfectamente notas de prensa.

Hoy somos 7.000 millones de personas tratando de sobrevivir en un planeta Tierra cuyos recursos naturales comienzan a escasear. Y dicen los expertos que en 2050, como muy tarde, alcanzaremos la cifra de 10.000 millones. Imagino que igual que los antiguos constructores de coches de caballos vivieron su particular Apocalipsis con la llegada de los automóviles, muchos de nosotros tendremos que renovarnos o morir. Haciendo un ejercicio de imaginación simple voy a escribir algunas de las profesiones que quizá en menos de diez años ya sean simples leyendas.

La llegada de los coches autónomos cambiará radicalmente el sector de los transportes. No harán falta profesionales para transportar ni a personas ni mercancías. Adiós a los taxistas, chóferes, camioneros, carteros y repartidores en general. Y puestos a imaginar, lo siguiente en llegar serán aviones, barcos, trenes... autónomos. Adiós también a pilotos, capitanes de barco y maquinistas.

Compras online. Es alucinante cómo este sector está multiplicando sus beneficios año tras año. Amazon es la punta del iceberg de una revolución que pronto amenazará a cualquier negocio físico. Todos nuestros pedidos llegarán vía aérea gracias a los drones o a robots que hasta te los colocarán en sus debidos estantes de la casa. Pronto nadie irá al supermercado, ni a tiendas de moda, calzado, complementos, muebles... El concepto de dependiente de una tienda pasará a mejor vida. La mayoría de locales quedarán vacíos y por cierto, nadie pagará ya ningún tipo de alquiler por ellos. Las agencias de viajes o el 90% de los trabajadores de un aeropuerto serán prescindibles antes de una década. Aerolíneas como Ryanair ya han mostrado el camino.

Empleados de call center y telefonistas. Ya están siendo sustituidos por plataformas electrónicas con reconocimiento de voz. Asimismo, los oficinistas, secretarios y archivistas serán desplazados por la nube y los teléfonos inteligentes.

Bancos. Ni que decir que bancos online como ING han cambiado ya este modelo de negocio. Pronto no habrá ni una entidad física. Todo se hará vía Internet. Adiós al 90% de profesionales de este sector.

Impresoras 3D. Ya están entre nosotros aunque todavía no a gran escala. En menos de diez años todos tendremos una en casa como en su día tuvimos una impresora de papel. Fabricarán cualquier cosa que puedas imaginar. Adiós a todo lo relacionado con la artesanía (serán productos muy caros y fácilmente imitables con esta tecnología). Y adiós también a decenas de fábricas relacionadas con el moldeo de plásticos y metales.

Producción en cadena. Ya es una realidad, pero toda empresa que produzca en cadena sustituirá casi al 100% de sus empleados por máquinas.

Educación. Esto parece de lo más utópico pero nada más lejos de la realidad. Pronto los maestros/profesores como hoy los conocemos no existirán. Todo se aprenderá vía online, con profesores virtuales y lo más importante, particulares, adaptados al ritmo de aprendizaje de cada alumno.

Obviamente esta revolución no supondrá el fin del mundo como tal, pero sí la pérdida de millones de puestos de trabajo que hoy son comunes. Las nuevas generaciones nacerán adaptadas pero, ¿qué hacemos con las de ahora? ¿Dónde se recolocarán? ¿Qué haremos con tanto tiempo libre? ¿Quién pagará nuestras nóminas por no trabajar? ¿Cómo sustentaremos los servicios públicos? ¿Y las pensiones? ¿Cómo nos sentiremos realizados sin trabajo?

Puede que esto te suene a muy lejano o quizá que te identifiques con ese trabajador del peaje que han prejubilado o despedido porque ya no era necesario.

pABLO rIOJA (17/1/2017)

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE

España, leyenda del fútbol mundial

Apocalipsis (II), revolución tecnológica

Zinedine Zidane, un símbolo vivo del Real Madrid

lunes, 16 de enero de 2017

Un señor llamado Zinedine


Pablo Rioja | León

Zinedine es de esos tipos que se casan con tu hija y acaban consiguiendo que la suegra sea propuesta como embajadora de la paz de Naciones Unidas. Tiene estrella, flor, jardín botánico y hasta ático privado con vistas al Paraíso. Es un tío capaz de convertir la mayor bomba de destrucción masiva en el gol del siglo de la Copa de Europa. Zinedine lo mismo te fríe un botón que te cose un huevo.

Porque Zinedine cada problema lo convierte en una solución, cada ataque periodístico en una convivencia de domingo con las Hermanas de la Caridad, cada mal gesto lo devuelve con una sonrisa.

A Zinedine le da igual Juana que su hermana en lo que a rivales se refiere. Hasta ayer iban 40 partidos seguidos sin perder, una Copa de Europa, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes en un año. Y lo que te rondaré morena. Porque Zinedine es de esos tipos que van a un mitin de Podemos y consiguen que Íñigo Errejón y Pablo Iglesias se declaren amor eterno.

Y es que Zinedine llegó al Madrid como Una nueva esperanza y se ha convertido en el Resurgir de la Fuerza. Estoy seguro de que si Zinedine hubiese entrenado a Secretario, el portugués tendría hoy una sala de trofeos propia en el Tour del Bernabéu.

"Zinedine jamás había entrenado a un grande" decían los iluminados para criticarle. Eso es, y ni falta que le ha hecho. Como tampoco lo hizo Vicente del Bosque y ahí están sus dos Champions y sus dos ligas. A lo tonto, el francés ha conseguido que hasta Mariano se sienta importante. Todos juegan. Todos rinden. Todos a una. Llámalo potra o minuto 93, que sí, lo que tú quieras. Que entiendo la pataleta.

Hace poco más de un año el Madrid era una bomba de relojería a punto de estallarle a Florentino en la cabeza. Hoy es el Macondo al que hasta el mismísimo Sabina desearía regresar. Porque Zinedine llegó, vio y venció. Por eso muchos son los llamados y pocos los elegidos. Por eso Zinedine, a los tontos por ciento ni una palabra. Por eso el lado oscuro está que arde. Porque Zinedine tiene estrella, flor, jardín botánico y hasta ático privado con vistas al Paraíso. Y lo que te rondaré morena.

pABLO rIOJA (15/1/2017)

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE

Suben los 'tontos por ciento'

Secretos de Australia

El leonés que dio la vuelta al mundo

jueves, 12 de enero de 2017

Apocalipsis (II), revolución tecnológica


Pablo Rioja | León

He tenido la suerte de nacer en los 80, una generación aún ingenua en cuanto a la avalancha tecnológica que se nos venía encima, que sin embargo todavía tuvo la suerte de empaparse de tradiciones tan tontas y sublimes como cambiar cromos, meterse cada fin de semana en un Cajón desastre o vagar de casa en casa -quemando porteros- para preguntarle a la madre de turno si su hijo podía bajar a jugar.

Nadie, salvo los cuatro frikis con gafas que cada niño tuvo en su clase alguna vez, podía intuir que el Messenger, los chats, una cosa llamada Internet o los teléfonos móviles iban a transformar para siempre nuestra segunda década de vida sin posibilidad de retorno. Una especie de revolución industrial del entretenimiento que hoy sigue su devorador curso sin que ya resulte fácil recordar a ciencia cierta cuándo se coló en nuestro cerebro con premeditación y alevosía. Por cierto, los cuatro frikis con gafas son hoy ingenieros de éxito en alguna gran multinacional.

Hace pocos días leí un artículo muy interesante sobre cómo esta revolución tecnológica no ha sido capaz de generar los puestos de trabajo suficientes ni dar el empuje esperado a la economía mundial que algunos predecían. Lo comparaba con la Revolución Industrial que cambió para siempre el curso de los siglos XVIII, XIX y XX. Ésta última no sólo se inventó un mundo imposible de aventurar, sino que creó riqueza, puestos de trabajo y mucho bienestar a una sociedad ávida de cambios. Sí, es cierto, la revolución tecnológica y las telecomunicaciones han abierto las puertas a toda clase de conocimientos, han derribado fronteras, nos han conectado con medio mundo e incluso nos ha mostrado todo aquello que jamás podríamos imaginar. Pero al mismo tiempo han cortado el cordón umbilical que nos mantenía unidos a una realidad mucho más palpable, no sustentada en la Nube.

No se trata de demonizar la tecnología, ni muchos menos de ser 'poseídos' por una especie de espíritu Amish. Simplemente, al echar la vista atrás agradezco haber formado parte de una de las últimas generaciones que vivió en un mundo virgen de tanto aparato tecnológico. Siento que muchos de ellos han contribuido a la involución de las relaciones humanas. Y eso no deja de ser una forma de atisbar el fin de una época. Una especie de Apocalipsis.

pABLO rIOJA (12/1/2017)

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE:

El periodismo deportivo en España, cada vez más mediocre

La piel de la naranja

Tierra de María, un film diferente e interesante


miércoles, 11 de enero de 2017

El precio de la apostasía


Pablo Rioja | León

Que la Europa actual ha vomitado el cristianismo cual perro que se sacude una garrapata resulta cada vez más obvio incluso para esas élites que gustan de acuñar el término 'liberales' cuando en el fondo quieren decir 'acomplejadas'. Hoy la Iglesia Católica del viejo continente vaga sin rumbo fijo hacia un horizonte que se antoja, cuanto menos, preocupante. Los síntomas son muchos y variados, pero todos emanan de la misma fuente; la apostasía.

Esta misma semana el INE arrojaba otro dato inquietante. En el primer semestre de 2016 se celebraron en España 68.568 bodas, de las cuales sólo el 22% fueron eclesiásticas, el mínimo histórico. "Atrás quedaron los años 2000, cuando el 75% de las bodas en España se consumaban en un altar", señala en su artículo la periodista de El País Antonia Laborde. 

No es fácil aventurar el futuro a medio plazo que le espera a la Iglesia porque incluso en épocas mucho más atroces supo renacer de sus cenizas auspiciada por el Espíritu Santo. Lo que está claro es que cada vez se cumple más la 'profecía' hecha por el papa Benedicto XVI y que recoge el periodista Peter Seewald en su libro 'Dios y el mundo'. Sin caer en pesimismos, el que por aquel entonces era todavía cardenal Ratzinger profetizó que la Iglesia del futuro “se reducirá en sus dimensiones, hará falta recomenzar de nuevo. Pero de esta prueba saldrá una Iglesia que habrá sacado una gran fuerza del proceso de simplificación que habrá atravesado, de la renovada capacidad para mirar dentro de sí misma. ¿Cuál es la perspectiva que nos espera en Europa? Para empezar, la Iglesia se reducirá numéricamente”.  

En España, el número de fieles que visitan las iglesias es cada año menor y de edad más avanzada. Lo mismo que las vocaciones sacerdotales que, en algunas diócesis, maquillan sus números gracias a la avalancha de seminaristas llegados desde América del Sur. De nuevo Benedicto saca lo positivo de unos datos desoladores. "La Iglesia de masa puede ser algo muy bonito, pero no es necesariamente la única modalidad. La Iglesia de los primeros tres siglos era pequeña, sin por esto ser una comunidad sectaria. Por el contrario, no estaba cerrada en sí misma, sino que sentía una gran responsabilidad respecto a los pobres, los enfermos, respecto a todos", recuerda. 

Según Ratzinger, al proceso de reducción numérica de fieles se le puede hacer frente explorando nuevas formas de apertura exterior. Algo que por cierto ya ha intentado poner en valor el papa Francisco al advertir que la Iglesia no debe esperar que la gente venga a ella sino que es ella quien debe ir en busca de la gente. 

Algo tan obvio como que la Iglesia ha de abrir sus brazos a todo el mundo choca muchas veces con la dejadez que los propios católicos tenemos. No se trata de levantarse en armas ante los cada vez más directos ataques políticos y religiosos, pero sí de dar la cara por Jesucristo sin complejos, aún a riesgo de que nos la partan. 

Pero quizá esa purga de fieles que se avecina sea necesaria para purificar una Iglesia que se equivocaría al culpar de todos sus males al prójimo sin reparar antes en la viga que limita su visión. Mejor pocos siendo luz, pero convencidos de ello. 

Guste o no, Europa se sustenta en sus raíces cristianas. Sus valores universales han marcado a generaciones e incluso a otros continentes. Pero el precio de apostatar es muy alto. "No podemos aceptar tranquilamente que el resto de la humanidad vuelva a precipitarse en el paganismo, debemos encontrar el camino para llevar el Evangelio también a los no creyentes. La Iglesia debe recurrir a toda su creatividad para hacer que no se apague la fuerza viva del Evangelio", insiste Benedicto XVI.

El papa emérito concluye su particular visión sobre el futuro de la Iglesia subrayando que "es importante volver a proponer en sus componente fundamentales las grandes constantes de fondo, los interrogantes sobre Dios, la salvación, la esperanza, la vida, sobre todo lo que éticamente tiene un valor básico". 

pABLO rIOJA (11/1/2017)

martes, 10 de enero de 2017

Los piques de Piqué, síntoma de que el Barça se descompone

Gerard Piqué
Pablo Rioja | León

Vistas las últimas idioteces salidas de la cabeza de Gerard Piqué, a uno le da por pensar que el nuevo proceso de descomposición del Fútbol Club Barcelona está a punto de alcanzar su punto máximo de ebullición. Y digo el nuevo proceso porque en este gran club es costumbre tirar al traste todo lo logrado en cuestión de horas en cuanto la cosa deportiva no es capaz de tapar sus propias vergüenzas, que por cierto son muchas.

Las acusaciones del central/presidente/político catalán al estamento arbitral son cuanto menos llamativas cuando hace sólo unos años presumía de que el Barça "no habla de los árbitros". Claro, aquello fue tras conquistar una polémica Liga donde hubo voces desde otros sitios criticando lo mismo que ahora hace él. Pero en el Barcelona es norma presumir de unos principios que pueden cambiarse según convenga al más puro estilo Groucho Marx.

Lo de Piqué es simple y llanamente la soberbia del que se sabe eterno segundón (incluso viviendo su época más dorada) y una mezcla de pataleta de niño pequeño con pizca de complejo y adoctrinamiento rancio. Que los árbitros se equivocan e incluso que son muy malos hasta te lo compro Piqué, pero que van en contra del Barça en una campaña orquestada desde Madrid no se lo cree ni el más tonto de los políticos que gritan ¡Independencia! en el palco del Nou Camp cada vez que los patrones lo ordenan desde el sillón de su casa.

Es costumbre, como decía, que el 'Mes que un club' active el botón rojo de la descomposición cuando ya ni su máxima estrella puede achicar el agua con sus siempre salvadores goles. No me meto ya en los chanchullos judiciales que asolan a directivos, presidentes, jugadores... etc, etc.. porque mi ordenador se quedaría sin tinta. Pero me hace gracia cómo presumían de cantera, de 'valorsssss', de no gastarse cantidades indecentes de dinero en fichajes... dibujando un Real Madrid demoniaco y digno de ejecución en la plaza pública. Es verdad amigos, sólo hay que ver la plantilla actual del Barcelona. Todo canteranos, todo fichajes de 5 millones de euros. Ese es el problema de escupir idioteces cual boomerang descontrolado, que luego regresan como alma que lleva el diablo para darte en toda la boca.

Lo que no explica Piqué ante los medios es la razón por la cual su equipo es incapaz de sacar adelante la mayor parte de partidos de esta Liga, ni por qué su entrenador vive en un eterno 'avinagramiento'. Piqué es más de encender el ventilador para que la mierda se esparza y así, aunque su club quede en ridículo, el olor se note menos. Pues lo siento Gerard, el hedor se antoja ya insoportable.

La última acción que retrata lo que es el Barça en la actualidad fue el plantón de ayer a los premios The Best. Sólo Iniesta se atrevió al menos a dar la cara y pedir perdón ante semejante desfachatez. ¡Ay Andrés, cuánta bilis habrás tenido que tragar por tu infortunio de caer en semejante club de adoctrinamiento!

Aquí lo mejor es no hablar mucho. Porque Gerard, a ti te vemos por cómo juegas al fútbol, pero créeme que al 90% nos importa muy poco que hayas aprendido a decir la 'P' con la 'A' 'PA'. Que tienes tu mérito eh, no digo yo que no.

Rezo para que el Barça gane algún título este año, aunque sea la copa Cataluña, porque si no el incendio puede arrasar 'ese país' al norte de España que diría Guardiola, experto en historia. ¡Que tiemble el process!

pABLO rIOJA

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE:

Zinedine Zidane, una nueva esperanza

Raúl González, una estrella hoy y siempre

Curiosidades de Star Wars