lunes, 9 de noviembre de 2015

Las cinco puertas por las que entra el demonio


Pablo Rioja | León

Cinco son las puertas que según el padre Ghislain Roy, sacerdote canadiense, conducen directamente al demonio y por tanto ningún ser humano con algo de sensatez debería abrir jamás crea o no en la existencia del príncipe de este mundo. Aún así, este experto en demonología da las claves para sellarlas si es que alguna vez, consciente o inconscientemente, las hemos abierto.

En esta guerra espiritual que vivimos hoy en día conviene saber a qué enemigo nos enfrentamos, sin miedo, con respeto, pero sabiendo que Dios ya le ha vencido. Aún así, tratará de seducirnos mientras vivamos, así que depende de nosotros -con la ayuda de Dios- el no dejarnos atrapar. Quien no crea en esto puede evitarse el resto del post. Para los interesados ahí va un pequeño resumen de cada puerta por si les sirve de ayuda.

1ª puerta: LOS PECADOS

Según el padre Ghislain, cada uno de los pecados que cometemos abren la puerta al reino de Satanás. "Detrás de cada pecado hay un espíritu de pecado". Ya he hablado más veces en el blog sobre los ataques ordinarios y extraordinarios que los ángeles caídos pueden realizar sobre cada ser humano. Está claro que todos pecamos, así que nadie está libre de este ataque.

¿Cómo se cierra esta puerta? "Confesándose al menos una vez al mes o cuantas veces sea necesario". "Es importante pedir perdón a Jesús por cada pecado y decir con fe que en su nombre renunciamos a esos pecados", puntualiza Ghislain.


2ª puerta: LAS PRÁCTICAS OCULTAS

"Toda la magia es negra", me decía el padre Juan José Gallego, exorcista de la diócesis de Barcelona, cuando le entrevisté en 2012 para el periódico en el que trabajo. El espiritismo, la ouija, la santería, el yoga o el reiki, entre otras prácticas, "abren la puerta al demonio".

Bien, pues el padre Ghislain va más allá. Asegura que ningún tipo de yoga es bueno. "Esta práctica oriental abre los chacras que todo ser humano tiene en su cuerpo. Con ellos abiertos nadie está bajo la protección de Dios".

La experiencia "me dice que el yoga acaba generando confusión e incluso depresiones en muchas personas. Lo mismo ocurre con el reiki. "Las personas poseídas por el reiki son las más difíciles de liberar", subraya.


3ª puerta: EL ÁRBOL GENEALÓGICO

El padre Ghislain, como ya indica la propia Biblia, insiste en que hay pecados que cometieron nuestros antepasados que se transmiten de generación en generación. No es un castigo de Dios, sino una herencia humana de la que conviene deshacerse. "Hay muchos poseídos a causa del árbol genealógico".

¿Cómo solucionarlo? Existen oraciones específicas que el padre Ghislain recomienda recitar para estos casos. También es recomendable pedir perdón a Dios por los pecados que cometieron nuestros antepasados. "El pecado corta nuestra defensa inmunitaria".


4ª puerta: LAS HERIDAS PERSONALES DEL SENO MATERNO

Explica este sacerdote canadiense en sus charlas y retiros que algunos demonios son capaces de trasmitirse de padres a hijos incluso desde el seno materno. "Los hijos no deseados, prácticas incorrectas durante el embarazo... son a menudo causa de problemas".

"Hay gente que nunca querría haber nacido, que desprecia la vida sin causas justificadas, que tiene profundos conflictos con sus padres, etc... Todo esto es obra del demonio".

También para este mal hay oraciones específicas.


5ª puerta: EL MUNDO EN QUE VIVIMOS

Sin saberlo tantas veces, estamos expuestos a todo tipo de peligros espirituales. Males de ojo, magia negra, amuletos, objetos infestados, casas sin bendecir, sectas satánicas... están ahí, son una realidad. Al menos así lo creen tantos sacerdotes, exorcistas y expertos en teología, entre muchos otros.

De nuevo recurro a lo que el padre Juan José Gallego me dijo: "Para estar libres de los ataques del demonio basta con llevar una vida ordenada, acudir a misa al menos los domingos, confesarse, rezar, no practicar artes ocultas, pedir la protección de Dios, de los ángeles, de la Virgen, de los Santos, de las benditas almas del Purgatorio... así le cerramos la puerta al demonio".

También ayuda el agua bendita, rezar el Rosario y pedir la protección del Arcángel San Miguel.

Y no, esto no es magia. Son armas espirituales que la Iglesia Católica pone al alcance de todos para estar protegidos.

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE:

¿Cómo nos ataca el demonio sin darnos cuenta?

¿Existe el demonio? Algunas claves que lo demuestran

pABLO rIOJA (21/10/2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario