lunes, 6 de mayo de 2013

La puerta estrecha

Imagen de www.canaldevida.org

Pablo Rioja | León

Unos cuantos versos después,
cuando mis rimas suenen ya desafinadas
y el aliento de los necios se pose en el cogote
sabré que por no saber, apenas sí sé de nada.

Los años en que las musas se echaban a suerte mi alma
cansada de correr tras sombras asombrosas,
son hoy grises en medio de un blanco y negro,
espinas envueltas en una bella flor.

Nada menos lejos de la alegre realidad,
mis rimas riman aún en 'insonante',
llegué el último y saldré adelante, 
confundes al necio con tu verdad.

Y es que unos cuantos versos después
los largos años se tornarán días,
las noches oscuras purgarán el espíritu,
la puerta estrecha se abrirá con amor.

pABLO rIOJA (11-4-2013)

4 comentarios:

  1. Me gusta como lo resulves, al final el amor....
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. es lo único sobre lo que nos van a juzgar, nada más...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Precioso poema, muy honesto. Tienes mucha razón, el amor trasciende a todo lo demás. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerlo y por comentar. No hay nada más allá del amor...

      Eliminar